El fin de una ciudad y el nacimiento de una nación (Jot Down)


En 1893 se inaugura —y se clausura— la Exposición Colombina de Chicago.

En 1915 D.W. Griffith estrena El Nacimiento de una Nación.

En 1922 la administración del Chicago Tribune organiza el que sería el concurso para la sede de lo que ellos denominan “mayor periódico del mundo”, con unas bases que hacen especial hincapié en que se debía proyectar “el más hermoso rascacielos del mundo”.

Sin embargo, esta premisa del rascacielos hermoso parecía una contradicción que ponía al problema arquitectónico del rascacielos en crisis desde su propia tipología.

Esto es, el rascacielos nace esencialmente como una necesidad de aprovechamiento del suelo en el centro de las ciudades —de la ciudad de Chicago concretamente, y de la zona del Loop en particular. Lee esta historia en Jot Down