Surcando las estrellas: las 15 naves espaciales más interesantes de la cultura (Jot Down)

“El espacio, la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar Enterprise, que continúa su misión de exploración de mundos desconocidos, descubrimiento de nuevas vidas y de nuevas civilizaciones; hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar”
Star Trek. Créditos iniciales.

Pese a que el nacimiento de la civilización se suele hacer coincidir con la primera vez que una tribu de homínidos se estableció en un determinado lugar, abandonando así sus costumbres nómadas, muchas veces se ha dicho que el ser humano es un animal explorador, que la característica esencial de la especie es alejarse de tierra conocida para encontrar nuevos mundos y así ampliar sus miras, su conocimiento y su territorio. También para saquearlos, colonizarlos y asentarse allí, en detrimento de los pobladores originales, claro; pero como este va a ser un artículo de carácter romántico, nos quedaremos con esa estampa del navegante que, frente alta y mirada aguda, viaja con rumbo y decisión en pos de lugares lejanos, a veces prometidos, a veces ignotos, pero siempre esperanzadores.

Hay tantos ejemplos como figuras históricas en los libros de enseñanza secundaria: Alejandro Magnollegando a Samarcanda, Erik el Rojo atravesando las gélidas aguas del Atlántico Norte en su viaje a Terranova, Cristóbal Colón ensanchando el mundo en decenas de miles de kilómetros... Lee esta historia en Jot Down