El triple de Andrés Nocioni que cambió la historia (Jot Down)


La corona azul se contrae de manera casi imperceptible; apenas una décima de milímetro. Lo suficiente como para que la pupila se envuelva sobre toda la luz que es capaz de abrazar. Al otro lado de su mirada,Manu Ginóbili acaba de soltar el balón.

Argentina

Héctor «Pichi» Campana sonreía tras ganar a Estados Unidos en Oviedo por 74-70. Pero era una sonrisa amarga, una sonrisa cortada entre su perilla y el mullet ochentero que gastaba. Hacía menos de un mes desde que Jorge Burruchaga batiese a Schumacher por tercera vez y Diego Armando Maradona levantase la el globo dorado de la Copa Mundial de la FIFA en el Estadio Azteca de México. Diego Maradona, «el Pelusa», «el Barrilete Cósmico». «El Diez».

En 1986, Pichi Campana era lo más parecido a un ídolo que... Lee esta historia en Jot Down