Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia (Jot Down)


Silencio. Y arriba, las estrellas.
«De cien noches de horror y de combate los lances con placer todos recuerdan. Y de luchar ansiosos se preguntan: “¿En dónde buscaremos nuevas presas?”» nos dice Lord Byron en El Corsario.
«No eres un bonito y único copo de nieve, eres la misma materia orgánica en descomposición que todo lo demás, todos somos parte del mismo montón de estiércol» nos dicen Chuck Palahniuk y David Fincher en El Club de la Lucha.
«Llegó la hora. El instante te manda abrir oídos. Obedece y préstame atención» nos dice William Shakespeare en La Tempestad.
Todo esto nos dice Cesar Barló a través de los ojos y las bocas y los rostros y los cuerpos de los cinco actores y actrices que interpretan Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia. Nos lo dicen a la cara o a la parte más profunda de nuestro hipotálamo. Nos lo dicen con esas palabras o con reverberaciones, pero nos lo dicen. Y también nos dicen todo lo que nos dijo Lope de Vega en el siglo XVII.

«Esta obra es un prólogo. No es el prólogo de otra obra, es el prólogo de lo ustedes mismos han hecho». Así comienza la reinterpretación que AlmaViva Teatro hace de Fuenteovejuna. Algunos le llamaránactualización, pero me temo que el texto de Lope es tan actual como lo era cuando se escribió y como lo era cien años antes. O como lo será dentro de cien siglos. Porque... Lee esta reseña en Jot Down