Si van a California y solo pueden ver una cosa, visiten el Instituto Salk de Louis I. Kahn. (Jot Down)


En el sur de California hay un lugar en el barrio de La Jolla, a pocos kilómetros de San Diego donde encontrarse con el «California Sun» que cantaban The Rivieras.

Porque en el Instituto Salk, cada equinoccio, el sol de California se convierte en el sol del mundo, alineado simétrico entre ojos de madera y hormigón, en la rampa de lanzamiento de un viaje estelar. Lee esta historia en Jot Down.