Casas de cartón para salvar vidas. (el Economista)


En poco menos de dos semanas, miles de los damnificados del terremoto de Kobe vivían en su propia cabaña independiente e individual; limpios y secos. Y dignos. ¿Cómo fue posible esta arquitectura casi milagrosa? Pues porque el proyecto de Shigeru Ban se llamaba "La Casa de Papel" y, efectivamente, cada cabaña estaba construida esencialmente mediante cartón y papel prensado.

Con una cimentación a base de cajas de cerveza rellenas de arena y una cubierta textil practicable que permitía levantarse en verano para ventilar y cubrirse en invierno para conservar el calor, la característica más interesante de las casas eran sus fachadas. Porque eran de cartón. Una doble pared de tubos de cartón prensado e impermeabilizado con espuma aislante entre ambos paramentos, que servían a la vez de cerramiento y de estructura portante. (Lee esta historia en el Economista)