Para apagar incendios, sube el volumen de la música. (Yorokobu)



El extintor creado por los estudiantes de ingeniería eléctrica Seth Robertson y Viet Tran tiene el tamaño de un extintor convencional, aunque es sensiblemente más ligero. Sin embargo, en lugar de expulsar polvo, espumas químicas o nieve carbónica, el extintor sónico apaga el fuego con un chorro de graves a toda potencia que haría las delicias de Skrillex. (Lee este reportaje en Yorokobu)