Joyas de la arquitectura española en venta (I): la casa Levene en El Escorial. (el Economista)





Construida por el estudio No.mad de Eduardo Arroyo entre 2002 y 2005, la casa toma el nombre de Richard Levene, su primer propietario y también arquitecto. Enclavada una ladera boscosa junto al Monte Abantos de El Escorial, la casa se convirtió enseguida en una de las piezas más premiadas de la arquitectura reciente española. Primer Premio International Aluminair de 2007, seleccionada para la muestra "Best architectural design" del Brit Museum of Design en 2008 e incluida en la exposición "On-Site: New Architecture in Spain" que el MoMA de Nueva York albergó en 2006.

Y ahí es donde reside la magnitud real de esta obra. En que no depende de estar en una lujosa urbanización ni de ser propiedad de un futbolista famoso o un cantante de moda. Su valor es el de su arquitectura, y esa manera de entender la arquitectura es aplicable en una casa de 500 m2 de 1.5 millones de euros, a una vivienda unifamiliar de 150 m2 que cueste 200.000, e incluso a un apartamento de 40 m2 con una reforma de 30.000.

Solo hay que conocerla para darnos cuenta de que hay otras maneras de vivir. Y que un chalet adosado de ladrillo convencional con cubierta convencional y ventanas convencionales cuesta lo mismo que una vivienda mejor, pero solo conduce a una vida convencional. (Lee esta crítica en el Economista)