La «sorprendente» ciudad del futuro imaginada hace noventa años. (Yorokobu)




El ejemplar de agosto de 1925 incluso publicaba un reportaje sobre el urbanismo y la arquitectura de la ciudad del lejano 1950. Urbes colosales pobladas por rascacielos de más de 800 metros con varias plantas de aparcamiento en los sótanos, redes ferroviarias y automovilísticas surcando el subsuelo, autopistas cruzadas en nudos a distintos niveles y hasta sistemas personales de transporte y entrega de mercancías. En definitiva, una cosa verdaderamente absur…Espera un momento.

En efecto, tal y como rescata FastCo, Popular Science pidió una predicción sobre el futuro de Nueva York a Harvey W. Corbett, a la sazón presidente de la Architectural League of New York. Corbett planteaba un dibujo urbano que, si bien no se vivió en los años 50, se parece asombrosamente al de las ciudades actuales. Los nudos de autopista son exactamente iguales al que anticipa el reportaje, las redes de tren y metro horadan nuestro subsuelo a diario, los parkings subterráneos ocupan plantas y plantas bajo calles y edificios, y los rascacielos superan los 400 y los 500 metros de altura. De hecho, el Burj Khalifa de Dubái llega hasta esa media milla prevista por Corbett. (Lee esta historia en Yorokobu)