Los mejores edificios de España (III): la joya de Mies Van der Rohe en Barcelona que no sale en las guías. (el Economista)




Pero si ajustan la sensibilidad, quizá puedan descubrir un pequeño edificio en la falda de Montjuïc que nos enseña el horizonte a bocajarro. Es el Pabellón Alemán que Ludwig Mies van der Rohe construyó para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Apenas aparece en las guías de viaje y, cuando lo hace, figura en un rincón al final del texto dedicado a la Ciudad Condal.

Y sin embargo, es una obra maestra de la arquitectura mundial. Pero sin hipérboles, de las de verdad. De las que se han escrito docenas de tesis doctorales sobre ella, pese a que la construcción apenas tiene unos 500 m2 cubiertos. De hecho, al Pabellón de Barcelona se le considera una de las cuatro piezas canónicas de arquitectura moderna junto al edificio de la Bauhaus de Walter Gropius, la Villa Saboya de Le Corbusier y la Casa de la Cascada de Frank Lloyd Wright. (Lee esta pieza en el Economista)